Cómplices.

Otra mujer asesinada a manos de su marido, de su pareja, de su ex-pareja, sale en las portadas de los periódicos y los telediarios. Otra mujer asesinada, y parece que lo único que hace es engrosar una lista anual de víctimas de violencia de género. Otra mujer asesinada y lo decimos con resignación, como si no pudiéramos hacer nada frente a eso, como si ya estuviéramos acostumbrados a la tragedia.

Vosotros que os ponéis un #JeSuisParis cuando hay un ataque terrorista, no os veo hacer nada cuando un marido mata a su mujer. Lo único que os veo hacer es un puchero, apretar los puños y decir que “a los hombres también nos matan”, y entonces sólo puedo pensar que sois unos auténticos gilipollas que pensáis que lo que buscan las mujeres es un poco de caso. Porque no estáis entendiendo nada, absolutamente nada.

Vosotros que os pasáis por el forro la presunción de inocencia según os conviene ahora la reclamáis para un grupo de chicos que agredieron sexualmente a una joven que estaba pasándolo bien de fiesta.

Hay problemas de pareja que no se resuelven dentro de la pareja, hay problemas de pareja que son problemas de todos.

Siempre que mantengamos los estereotipos hombre-mujer, siempre que demos roles diferentes a hombres y a mujeres, siempre que fomentemos una cultura en el que un sexo está por encima del otro estamos siendo cómplices. Cómplices que luego se quejan de que la manzana está podrida, que se quejan del resultado pero no hacen nada para que el fruto crezca sano desde que se planta la semilla bajo tierra.

Cómplices por escuchar a los vecinos gritarse todos los días, hasta que un día ella deja de gritar.

Cómplices por ver cómo le está llamando puta por cómo ha salido vestida a la calle.

Cómplices por esa amiga que te cuenta que no quiere mantener relaciones sexuales con su pareja a la que le dices que es su obligación.

Cómplices por pensar que el control es amor.

Cómplices por no lanzarles la mano y prestarles ayuda.

Cómplices por no disipar el miedo y ser su compañía.

Cómplices por dudar de su palabra cuando reúnen la fuerza suficiente para contarlo.

Y mientras haya cómplices sus nombres seguirán llenando lápidas frías en el cementerio.

Un comentario en “Cómplices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s