Un amor (in)útil.

Algunos buscan un amor útil, que les sirva, con el que puedan alimentar su ego y sentirse adorados, como falsos ídolos de oro; pero el amor, como propósito final debería ir más allá, cruzar la frontera, ser más completo y menos materialista.

Buscamos a alguien que nos soporte porque nosotros solos no sabemos ni podemos, alguien que nos entretenga para acabar con los tiempos muertos y el aburrimiento. Buscamos a alguien guapo o guapa para lucir en las fotos cual adorno, y poder decirle a todo el mundo que estamos juntos. Algunas personas utilizan un supuesto amor para lograr la estabilidad económica, para ascender socialmente, para tener a alguien que le haga compañía, con el único fin de tener descendencia, como método para obtener aceptación dentro de un grupo, como vía rápida para conseguir un barco y unas vacaciones en Ibiza.

Yo qué sé, es muy complicado.

La verdadera cuestión es que un día te acuestas sin saber quién es la persona que tienes al lado, ni quién eres tú; pero sobre todo, te acuestas pensando en quién será esa persona y en quién serás si estás junto a ella mucho tiempo.

Y las páginas del libro siguientes están en blanco y no eres capaz de ver el futuro, o quizá es que no te atreves a verlo por si la persona en la que te conviertes no es lo que esperabas ni la que te gustaría ser.

Entonces vuelve el insomnio, el peso en el centro del pecho y esas ganas increíblemente fuertes de huir, a donde sea.

Pero sin ese amor inútil que un día elegiste sin saber muy bien por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s