Amanece sin ti.

Hoy he visto amanecer sin ti y me cogían de la mano con más ímpetu del que lo haces tú últimamente.

Y me he sentido raro.

He visto el mismo cielo, las mismas nubes, el mismo sol, pero desde otro lado, con otros ojos.

He visto cómo la ciudad se ponía en marcha desde las alturas.

Y me he sentido raro.

Estoy confuso.

Se supone que las personas nuevas te sanan las heridas y te calientan el corazón con sus dedos, y yo me siento igual de roto y averiado que siempre.

Se supone que las personas nuevas te hacen olvidar, te insuflan aire e ilusión, y yo me siento igual de destrozado y descosido que siempre.

He sentido que te traicionaba, como si rompiera un tratado de paz, como si rompiera una promesa entre dos niños hecha con el meñique cuando la lealtad todavía lo es todo.

He sentido que dan igual los besos y que me quiten la ropa interior más rápido de lo que lo haces tú.

Amanece sin ti, y yo siempre prefiero las noches contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s