El cielo está gris y ya sabes por qué.

Se han ido perdiendo los días, las nubes y los excesos, y nos hemos quedado agotados junto a la carretera. La mayoría de noches no hay miradas cómplices ni palabras reconfortantes, y vivimos en la oscuridad intentando encontrar siempre la luz.

Asfixiados por la rutina y los bolsillos vacíos.

Arruinados por la costumbre y el qué dirán.

Somos víctimas y productos de un mundo que vive al límite de sí mismo, que está al borde del abismo desde hace tanto que ya no se reconoce al reflejarse en los mares y en los lagos.

Consecuencia del ritmo del capital, las fronteras y la religión sin profetas.

Ahogados por las estrategias de control.

Vivimos en un mundo tan horrible que yo quise convertirte en mi refugio y mientras he estado remando todo este tiempo tú ibas huyendo poco a poco en dirección contraria, sin tenerlo claro, sin saber decirme no. Un día me llenabas las velas de esperanza y al siguiente me tirabas por la borda, y yo volvía a subir al barco quedando de nuevo a tu merced. Yo que siempre he ido a pecho descubierto porque creía que no me harías daño, que no serías tú quien volvería a romperme haciéndome añicos, que me cuidarías como yo te he querido cuidar siempre.

Y me pregunto dónde está eso que llaman justicia universal, me pregunto si sólo llega con el final.

Acabamos haciendo daño a quienes más queremos porque es más fácil. Ya no eres capaz de acallar la culpa de tu conciencia y disparas al inocente, convirtiéndome en el penitente que paga por todos tus pecados. Ahora soy la diana sobre la que disparar todos los dardos que no te atreves a lanzar a otros, ahora soy el campo de pruebas sobre el que accionar las bombas. Quizá siempre lo he sido y no he sabido darme cuenta.

Quizá estoy tan cegado que no me he dado cuenta de esos desprecios silenciosos con los que has ido llenando el camino.

El cielo vuelve a estar gris y ya sabes por qué.

Estoy tan triste, tan acabado, que sólo puedo decir en voz alta que te quiero.

2 comentarios en “El cielo está gris y ya sabes por qué.

  1. Siendo consciente de lo básico que sería, pienso que hay textos por los que valdría la pena, no una estrellita como ahora, sino un botoncito excepcional que signifique “Me encanta esto que he leído pero no tengo palabras para reflejar lo mucho que me ha gustado”. La mayoría de tus textos se llevarían corazoncitos por mi parte. Un abrazo, un placer leerte. ☘️

    1. Muchísimas gracias, no sabes la ilusión que me hace leer comentarios como el tuyo. Me da ánimos para compartir lo que pienso y siento, sin duda. Un abrazo enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s