No me rescates.

Voy a decírtelo claro, sin andarme con rodeos.

No me rescates.

Te lo voy a suplicar, porque sé que si vuelves a arroparme entre tus brazos no voy a superarlo esta vez. Que no puedo perderme contigo de nuevo si sé que no voy a encontrarte al final de este túnel sin sentido. Pienso en nosotros y me hago pequeño, y he tardado demasiado en ver la luz como para volver al círculo vicioso de tenernos sin poder tocarnos.

Acabé contigo y tú conmigo, y no voy a ser capaz de perdonarme tanta cicatriz sin hilo.

Nada es imposible, se atreven a decir, pero llegar al final es mucho más fácil de lo que imaginé. Llegamos a la meta sin ser capaces de decirnos adiós, porque nunca se nos dio bien. Y todavía siento el filo entrando entre las costillas cuando escucho tus canciones, todavía me quedo vacío cada vez que pienso que teníamos el futuro lleno de intenciones.

Somos hijos de la tragedia, la nostalgia, del whisky que destilan las novelas de Chandler y Hammet. Los hijos huérfanos de un amor roto desde el principio. Y nos conformábamos con tenernos a medias hasta que nos necesitamos enteros y chocamos con la ridícula realidad, y fue entonces cuando nos convertimos en sombras de lo que realmente éramos. Un par de espectros que trataban de volver al mundo de los vivos sin encontrar la puerta correcta.

Sobrevivimos al invierno, a un verano de 40ºC y a las ganas de comernos la vida y bajarnos los pantalones en todas las esquinas; pero nos fuimos con la primera luna llena del año.

No me rescates. Aunque veas que he vuelto a caer en el abismo, aunque sepas de sobra que ni el café ni las balas son suficientes para mí, aunque leas las letras más tristes firmadas con mi nombre.

Mira hacia el frente, tienes un camino largo y sin mí todo será más fácil.

Fui la brújula rota que confundió todo tu rumbo.

La estrella que dejó de brillar cuando tu nombre se volvió tabú entre mis cuatro paredes.

No me rescates, estoy perdido, estoy muerto, y ya no me queda nada que decir.

Texto publicado originalmente el 26 de Abril de 2016 en krakens y sirenas.

2 comentarios en “No me rescates.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s