Sus ojos.

Los ojos.

Dicen que los ojos nunca mienten y yo he visto en su mirada todo lo que siempre quise encontrar.

Es como esas veces que te miras al espejo y estás tranquilo contigo mismo, es como esos días que abres la ventana y un viento tibio te da alegremente en la cara y te despierta. Paz, calma y una sensación de que nada malo puede pasar si sus pupilas se clavan sobre las tuyas.

En sus ojos he visto barcos arriando velas y mares chocando contra acantilados ásperos, en sus ojos he visto lluvia de mayo y canciones todavía por escribir. He visto otoños eternos e inviernos gélidos, veranos en los que tan sólo te puedes derretir y primaveras que siguen sin querer llegar hasta aquí.

En sus ojos he visto tantas cosas que ni siquiera soy capaz de enumerarlas todas porque para qué seguir escribiendo pudiendo sentir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s